Entre la universidad y la primaria

Cuando salí embaraza tenia solo 18 años, y no había empezado si quiera una carrera técnica, ni si quiera sabia que quería en la vida. Mis papás y hermana ya habían decidido mi futuro y a pesar que ellos creen a la fecha que mi embarazo fue mi manera de protestar lo que ya habían planeado, les aseguro que no fue así. Y pues ahí estaba yo con un futuro truncado por una gestación, y solo con secundaria completa. Que seria de mi vida y la de mi hija ahora??

Actualmente estudio en la universidad, aunque quizás no sea la de mayor renombre, pero se que al final tendré mi titulo profesional y eso es suficiente.
Estudio semi-presencial, es decir mis clases son virtuales de lunes a viernes y los sábados asisto a la facultad.
La primera vez que fui a clases me acompaño mi pequeña y todos me miraban, fue un momento un poco incomodo, pero lo supere con estilo jaja, me fui al final del salón y me prepare para la clase de matemáticas, el curso  con el cual nunca he simpatizado, a mi derecha tenia un cuaderno adicional y una cartuchera de princesas. Exacto!!!, en la facultad de Psicologia hay una nueva estudiante de tan solo 7 años, mientras yo intentaba entender la clase ella resolvía la tarea que le habían dejado en el colegio, me dividía entre copiar los ejercicios y explicarle a ella el siguiente paso en su tarea, no es fácil prestar atención a ambas partes, pero no tengo otra opción.

Un día, saliendo de clases un guardia del campus me dijo algo que me se quedo grabado“Lo que usted esta haciendo es enseñarle a su hija a no conformarse y siempre a esforzase, esas cosas se enseñan con el ejemplo”. No he vuelto a ver al vigilante, pero su frase fue muy alentadora.

Cada semana aprendo algo nuevo en la universidad, si no me dejan nada para leer, navego por internet viendo temas relacionados con mi carrera, tengo la suerte de tener un novio psiquiatra así que compartimos los mismos temas, él me ayuda mucho. Pero tambien cada semana recuerdo lo que me enseñaban en el colegio, a veces me pongo a pintar con ella para ayudarla a terminar su tarea, o hago los títulos con letra corrida y con mi lápiz bicolor para los signos de puntuación. Cuando ella termine la primaria yo me graduare de la universidad, y abremos cerrado juntas una etapa educativa de nuestras vidas.

Algo que siempre me ayuda es pensar en mi futuro, en mi carrera y en darme cuenta de que no voy a ser la primera ni la última mujer que termine sus estudios con un hijo.

Siempre lo he dicho, un hijo no trunca la vida, ni los estudios, ni las metas, solo las aplaza… 😉
Y cada día, esto se hace realidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s