El lenguaje que usamos y no deberiamos

Cuando empezamos a decir malas palabras, lisuras, groserías, palabra soeces, palabrotas, etc., etc., etc.???

Antes que nada debemos saber que son: El lenguaje soez o malas palabras es un conjunto de formas lingüísticas consideradas por toda la comunidad lingüística o parte de la misma como formas indecentes, inapropiadas, groseras u ofensivas. [Según Wikipedia]

Cuando yo era niña (4-5 años), según me contaron alguna vez mis tíos, yo repetía las lisuras que decían los adultos y gracias a mi dislalia sonaba gracioso, no recuerdo si alguna vez me corrigieron o no. Lo que si me acuerdo es que mi mamá no dejaba que mi hermana o yo repitiéramos dichas palabras en casa, pero como no es ningún secreto es muy común escucharlas en alguna discusión, o el día a día gracias a los medios de comunicación o en la calle simplemente. De adolescente me creía la “muy cool” y las decía todo el tiempo, hasta que una vez alguien de mi edad me corrigió y me hizo ver lo mal que se escuchaba que las repitiera todo el tiempo, santo remedio!!! A veces la vergüenza es la mejor forma de corregir una mala conducta.

Cuando empecé mi aventura como madre, procuraba no decirlas, y digo procuraba porque debo admitir que en algún momento las decía nuevamente. Al principio no le daba mucha importancia porque no creía que Danna me entendiera y menos las repitiera. Y eso se mantiene, o mejor dicho se mantenía hasta anoche.

Anoche, mientras veíamos videos en YouTube, no escogió el video correcto y soltó su primera lisura (o por lo menos la primera que yo escucho) mi reacción me sorprendió mucho, hice como si nada hubiera pasado, le pregunte simplemente que había dicho pero ella aunque había sido obvio que la había escuchado, temerosa me repitió dicha palabra me dijo que lo había escuchado de los adultos de nuestra casa (incluyéndome). Le explique lo mal que esta decirlo, que si en los adultos se oye mal mucho peor es en los niños.

Esto me hizo pensar mucho, en lo que se le está enseñando a nuestros hijos. Los pequeños aprenden con el ejemplo y no solo con las palabras. No va a servir de nada que yo le diga ciertas cosas y luego haga todo lo contrario. Coherencia señores…Coherencia!!!!

No es fácil ser padres, hay que cuidar mucho nuestro día a día porque de eso depende el ejemplo que queremos darle a nuestros niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s