Soy mamá

Les pasa que tienen amigos solteros que seguro que están pensandoser madre es criar hijos, ser madre es lo más bello, es la labor mas hermosa, es una bendición, etc., etc., etc. Pero en realidad no saben la otra cara de la moneda, y no es que sea malo. Sino que hay otras cosas que no se menciona.

Ser madre… Es aprender a hacer todo con una sola mano. Es olvidar que hay que dormir. Es comer tanto puré de zapallo, papa y zanahoria como una nunca comió en su vida o ser chef de menú complaciente. Ser madre es adjudicarse la porción de torta más desarmada (o delgada) y el huevo frito que peor salió.

Ya me llegara el día en que ser madre sera dormir con un solo ojo hasta escuchar el sonido de la llave de la puerta que anuncia que ella está de vuelta en casa.

Ahora que creció y esta en primaria ser madre es sinónimo de emplear la regla de tres, resolver ecuaciones y escribir con letra corrida, cambiar de color de lapicero para los signos de puntuación, etc.

Ser madre es volver a armar rompecabezas y conocer de memoria todas las canciones que pasan en Discovery Kids, y las coreografías de las nuevas películas juveniles de Disney Channel, y como cereza del pastel también debo recordar las canciones como “los pollitos dicen” o “la muñeca azul” o en general todas la canciones de Yola o de la Miss Rossi, y todo eso para arrullarla en las noches.

Ser madre es ser enfermera, pediatra, odontólogo, dermatólogo, terapeuta, psicólogo, político, sacerdote, maestra, vidente, deportista, hada madrina, bruja, policía, vigilante, etc y cada día le agregamos más profesiones a esta lista y sin haber tomado un solo curso. (aunque para ayudarme con mi labor estudio psicología, pero lo que me enseñan no se compara con el día a día)

Aunque todo se intensifica: La responsabilidad, las preocupaciones, las angustias, el tiempo: las horas y los días son más cortos o más largos, realmente no lo sabemos. 

SER MADRE…es lo mejor que me ha pasado como mujer!!!

Somos el clon de: SUPERMAN, FLASH, LA MOLE, LA MUJER MARAVILLA Y BARNEY, todos juntos.

Tal vez pensarán: Esta se la da de madre entregada y sacrificada. Están equivocados, todavía no les he hablado de la entrega y el sacrificio.
Ser madre es entregar todo, perder lo que no sabíamos que teníamos y cambiar todo por nada, ya que no esperamos nada a cambio.  Existe una recompensa?. Si, claro que sí, la recompensa es ver felices a nuestros hijos, sólo eso. (yo espero miles de besos también de recompensa)

Algo muy común que durara como minimo 11 años es que cuando llamo al colegio me identifico como la “mama de Idanna.” Eso es ser madre, somos la mamá de….., perdemos hasta el nombre. Podre cambiar el nombre de mi DNI?

Pero…llegar a casa luego del trabajo o despertar cada mañana con un beso y escuchar que me digan “mamá” es lo mejor de este mundo (y otros)

Así que si sus amigos preguntan que es ser madre….mejor díganles que tengan sus propios hijos porque es algo inexplicable.

Anuncios

Niños y los quehaceres de la casa.

Alguna que otra vez escuche decir que los niños no deberían hacer nada en casa, que para eso están los padres. Y sin ánimo de ofender a nadie es la idea más retrograda que he escuchado.

Gracias a ciertas limitaciones que tiene mi mamá debido a una enfermedad que tiene, mi pequeña siempre nos ha ayudado en casa, en cosas muy básicas, como poner la mesa, alcanzarnos cosas, etc.

Hagamos una lista de lo que a mi parecer los niños a partir de 3-4 años pueden hacer en la casa como para ayudarnos con los quehaceres diarios.

  1. Poner la mesa, colocar los individuales y cubiertos respectivamente de acuerdo a la cantidad de comensales, eso le ayudara a pensar en números y es un buen estimulo matemático.
  2. Limpiar sus juguetes, y ordenarlos luego de jugar.
  3. Cuando los papis nos alistamos para salir, nos pueden alcanzar la cartera, llaves o celular.
  4. Nos pueden ayudar a guardar la ropa limpia en sus cajones. Los más grandecitos ya pueden ir doblándola.
  5. Tender su cama.
  6. Apagar las luces cuando no las necesita.

Pueden agregar a la lista todo aquello que crean que sus hijos pueden hacer, sin que ofrezca riesgos para el infante.
No olvidar reforzar positivamente toda actividad que el niño realice.